El poder de contar historias. Como el Storytelling cambió mi forma de entender las ventas

Aplicar_técnicas_de_storytelling

El poder de contar historias. Como el Storytelling cambió mi forma de entender las ventas

Sotrytelling. Contando historias para conectar con nuestros clientes

El storytelling, o el arte de contar historias… 

Hoy os quiero acercar un poquito a esta técnica de ventas que cambió por completo la forma en que yo solía trabajar con mis clientes, e incluso hasta mi propia forma de entender la vida. 

Un concepto que va más allá de ofrecer nuestros productos o servicios de determinada manera, ya que tiene más que ver con la propia psicología del cliente.

Vamos a ver en qué consiste el Brand Storytelling. El tipo de Storytelling que usan las grandes marcas para acercarse al consumidor mediante el uso de técnicas que consiguen despertar las regiones más «emocionales» de nuestro cerebro.

¿Ventas con emoción? ¿Es eso posible? Por supuesto que sí. Es más, cuando enfocamos nuestras ventas hacia las emociones, no solo conseguimos ser más recordados, sino que, si logramos que el cliente se sienta identificado con nosotros, habremos tocado el cielo y los habremos fidelizado para siempre.

Empezamos ya…

 ¿Qué es el Storytelling y de dónde viene esta técnica?

Para que todos nos entendamos, el Storytelling no es más que otro de los muchos términos heredados de nuestros primos los yankees. Otro anglicismo que nos hace parecer más “modernos” en esto del marketing digital. 

Realmente no es otra cosa que los cuentos de toda la vida, los cotilleos, las historias…  

Storytelling, o el arte de saber contar historias. 

Ya sea de manera oral, audiovisual o escrita. Cuando alguien nos cuenta una experiencia vivida, algo que le ha sucedido, o bien cualquier anécdota que le ha surgido en su día a día, esta usando Storytelling.

Y es que una vida sin historias, sería demasiado aburrida.

La primera vez que oí hablar de Storytelling, vendía gafas de sol

 Cuando yo escuché por primera vez la palabra “Storytelling”, trabajaba para una multinacional como vendedora de gafas de sol (otro día os cuento esta historia).

Una marca que nació en 1986 gracias a la idea de un pequeño emprendedor, un óptico de Miami, que un día se dio cuenta de que podría ser una buena idea vender lentes graduadas preparadas especialmente para combatir los rayos del sol. 

Y voila, así nació parte del que hoy en día se considera uno de los grupos más importantes del mundo en el sector de los productos ópticos, con un pequeño quiosco en Miami. Hoy en día una multinacional con presencia en todo el mundo, y que factura millones de euros con un solo producto.

  Ellos entendían mejor que nadie que para poder estar bien posicionados, no podrían contar lo mismo que los demás.

Mientras yo me aprendía de carrerilla todas las especificaciones técnicas del producto, ellos me enseñaban que no iba a vender más ni mejor por conocer cada característica, cada material o cada tratamiento de una lente, teníamos que ir más allá, teníamos que conectar con los clientes a través de sus deseos más profundos.

marketing_emocional

Coca-cola es experta en realizar campañas de marketing emocional.

 Al cliente no le interesaban los aspectos técnicos del producto. Muchas veces ni siquiera lo entendían. 

Ellos sólo querían sentirse “especiales”. Así que, o cambiaba de estrategia, o no me iba a comer un colín.

Tenía que cambiar mi estrategia de ventas, o moriría antes de empezar

Poco a poco fui aprendiendo que para poder vender y posicionarnos en un sector de lujo, tendría que dejar de “vender características” para “ofrecer experiencias”. Conseguir que los clientes quisieran comprar, en vez de intentar venderles a saco todo el tiempo.

Para ello, contábamos historias míticas acerca de cada marca: las películas donde aparecían, que actores las llevaban, cómo el usar estas marcas les podía dar acceso a un mundo de exclusividad que no estaba permitido para todo el mundo…

 Creamos un universo que se nutría de nuevas historias cada día para todos nuestros clientes.

Ver como disfrutaban de la experiencia era fantástico. Y las ventas, llegaban por si solas.

 El poder de las palabras es mágico, si sabemos cómo utilizarlas. Os podría contar miles de historias vividas aquí, y casi todas terminan con final feliz.

¿De dónde viene el termino Storytelling?

 El origen de este término se podría remontar a los primeros pobladores de la tierra, aquellos que nos dejaron mediante pinturas, esculturas, escritura… legados de cómo se vivía y qué se cocía por aquella época. 

  ¿Pero cómo algo tan moderno puede ser a la vez tan antiguo? Pues así es. Y lo mejor de todo, es que está más de moda que nunca.

El Brand Storytelling, o cómo los yankees se imaginaron que sería enamorar a sus clientes a través de las hisotrias

El Brand Storytelling es el término para definir la estrategia de Storytelling que las grandes marcas aplican en sus campañas publicitarias.

Es la manera en que las grandes multinacionales apuestan por el uso de esta herramienta para conseguir generar una conexión única con sus clientes y ser así más recordadas.

Como ya hemos comentado anteriormente, no es nada nuevo. Las historias llevan con nosotros toda la vida.

Lo que ocurre es que, con el paso del tiempo y el bombardeo masivo de publicidad que recibimos cada día, las agencias han tenido que buscar nuevas estrategias para conseguir lo que ellos llaman el engagement, que no es otra cosa que enganchar al cliente de manera más emocional, y conseguir así que este se sienta más identificado con la marca.

Nike, otro de los pesos pesados del Brand Storytelling

Cómo aplican las marcas el Brand Storytelling:

Suele hacerse de dos maneras:

        Contando la historia “real” de la propia marca en primera persona (dónde nació, quién fue su creador, por qué lo hizo, cuáles fueron sus miedos e inquietudes…) ¿Os acordáis del óptico de Miami? Es la historia de la propia marca.

     Si la historia de esta marca no es demasiado inspiradora, siempre se puede utilizar una tercera persona, cuyos valores se asocien con ella. Este es el ejemplo que veíamos más arriba, donde Nike utiliza la figura de la tenista Serena Williams para trnasferir sus propios valores a través del personaje.

 Lo que tratamos es de “humanizar” nuestro producto o servicio, buscando una conexión más profunda y emocional con nuestros clientes.

 Y hasta aquí esta primera parte de la serie sobre el Storytelling. En el próximo capítulo, veremos cuáles son las conexiones neuronales que los distintos tipos de mensajes provocan en nuestro cerebro.

 Además, veremos ejemplos reales de campañas que han utilizado el Storytelling como argumento central de ventas.

¿Qué te parece?

¿Nos vemos en la próxima entrega? Gracias por estar al otro lado. ¿Conocías el Storytelling?, ¿qué te parece como técnica de ventas? Me encantará leerte en los comentarios.

Noelia_Pacheco_footer_logo

¿Necesitas ayuda con los textos de tu web?

Una página web sin unos textos adecuados es como una película sin argumento. Mejora tu visibilidad en Internet, conecta con tu cliente ideal e incrementa tu conversión con mis técnicas de copywriting. Pide tu cita para una consultoría gratuita y cuéntame cómo puedo ayudarte.

4 Comments
  • Carmen

    02/03/2018at18:32 Responder

    ¡Hola Noelia! Me encanta el artículo.? Somos emocionales y racionales pero no siempre con el equilibrio que se debería tener. La inclinación de la balanza tira más a la parte emocional y sobre todo si lo que nos venden toca la emoción con historias y metáforas.
    Seguimos siendo esos niños que nos gustaban los cuentos . Un saludo.?

    • Noelia Pacheco Castro

      04/03/2018at18:28 Responder

      Esto es todo un mundo Carmen, se podrían decir tantas cosas que no acabaríamos nunca. Pero si tengo que elegir entre la razón o el corazón, sin duda, me quedo con lo segundo. Un abrazo y gracias por escribirme.

  • Elena

    04/03/2018at14:16 Responder

    Buen post Noelia, yo conocía el storytelling, pero no había oído hablar sobre el «brand storytelling» en específico(contar la historia de tu propia marca) . Las personas suelen olvidar nombres, caras etc…pero nunca cómo les has hecho sentir. Coca-cola es una de las marcas reconocidas que apuestan por el story telling y FUNCIONA!!

    • Noelia Pacheco Castro

      04/03/2018at18:27 Responder

      Hola Elena,

      La próxima semana voy a escribir un nuevo post con muchos ejemplos de Storytelling aplicados a la publicidad. Estoy segura de que os van a emocionar. Las historias llegan donde jamás llegarán los datos analíticos o racionales. Somos pura emoción. Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.